• Eventos Culturales Sas

Supersticiones de fin de año en el mundo


El escepticismo está bien, pero las supersticiones son más divertidas, interesantes, curiosas. Lo bueno es que tenemos muchas para muchos casos y el fin de año, la fecha festiva más grande en el planeta, no es la excepción. En México acostumbramos a usar ropa interior de color roja para el amor y amarilla para la abundancia, salir a media noche con maletas para viajar mucho en el año entrante, arrojar lentejas para la abundancia, incluso hasta ponernos abajo de la mesa para encontrar pareja. Te invitamos a que conozcas estos otros rituales del mundo que hemos recopilado para ti.


Joya no kane (Japón)

Este es el nombre de la tradición budista japonés que consiste en tocar repetidamente, 108 veces, una enorme campana. Para los budistas el sonido y eco de estas campanadas tienen un efecto purificador y renovador de la energía en el ambiente, los seres que lo escuchan e incluso en las cosas. El 108 es número sagrado en el budismo, pues consideran que son 108 los defectos humanos (o deseos mundanos) que eliminan al tañer la campana ese número de veces.


Arroz con leche (Noruega)

Para los noruegos este alimento significa el recibimiento de la fortuna y la abundancia en el año que llega. Por ello acostumbran consumirlo tradicionalmente en la cena de Año Nuevo.


Polka dots (Filipinas)

En el mundo de la moda al estampado de lunares se le conoce como Polka dots. En la iconografía del cómic, la chica buena siempre llevaba vestido o ropa con este estampado en contraste con la chica mala que vestía, sugestivamente, colores oscuros o pieles siempre muy entallados.

En fin, los lunares en la ropa tienen un significado positivo para muchas cultura. Las filipinas lo saben muy bien y por ello visten con este estampado para recibir el año nuevo, pues creen que así atraen la buena suerte, la prosperidad y la fortuna.


Quebrar platos (Dinamarca)

Los daneses acostumbran hacerlo, quebrar platos, frente a las puertas de sus casas el día de Año Nuevo. Así que una buena forma de ayudarle a conseguir prosperidad y abundancia a un amigo danés, aunque no lo creas, es quebrarle tantos platos como puedas frente a la puerta de su casa.


Bolas de fuego (Escocia)

Los escoceses de Stonehaven se visten con la tradicional kilt mientras hacen girar sobre sus cabezas encendidas masas de fuego que después arrojan al mar. Esto con la creencia de que así espantan o ahuyentan a los malos espíritus.


Quemar muñecos (Colombia y Ecuador)

Quizá te suene familiar esta tradición ya que Luisito Comunica, uno de los youtubers más influyentes en México, realizó recientemente un video sobre esta costumbre. En pocas palabras, los ecuatorianos y colombianos tienen la costumbre de fabricar, o comprar hechos, muñecos de distintos tamaños que luego queman haciéndolos estallar, pues creen que así se deshacen de la mala suerte del pasado.


Muebles por la ventana (Johannesburgo -Sudáfrica)

Igual que en Dinamarca, Colombia y Ecuador, en este sitio también tienen una costumbre de destrucción catártica. En esencia es eso, arrojar los muebles por la ventana, con la intención simbólica de deshacerse de los problemas del pasado. Actualmente se practica menos y va a la baja por lo peligrosa que resulta tal actividad.


Inventa tu propia costumbre o superstición

¡Vamos!, puede ser divertido. Es muy fácil, puedes hacerlo siguiendo los patrones que se repiten. Por ejemplo, están los patrones catárticos de destrucción como en Ecuador, Colombia, Dinamarca. También están los patrones alimenticios que estriba en consumir alimentos que simbolicen la prosperidad y abundancia. Y por otra parte están esa curiosa clase de supersticiones entre jocosas y pesimistas como el de las uvas que, veladamente, juega con la imposibilidad de colocarse 12 uvas en la boca como una forma resignada de aceptar que no hay manera de garantizar la buena suerte del año que entra. Es el mismo mecanismo de pedir un deseo cuando se ve un estrella fugaz, o a las 11:11. Es imposible hacerlo, en ello estriba el sentido y un pesimismo que quizá pase desapercibido.


Como vez, puedes inventar con estos patrones tu propia superstición con cualquier cosa que signifique para ti prosperidad, buena suerte o dejar detrás malas experiencias del año viejo. Si te animas a hacerlo o tienes una superstición familiar curiosa, compártela con nosotros.


Como quiera que sea, no olvides ni pierdas la superstición en el poder que tiene la felicidad, la bondad y la buena vibra, que es, sin duda, la mejor manera de atraer lo bueno a tu vida.

0 vistas