• SAS

¿Nos tomamos una selfie?

¡Atrévete a conocer las primeras selfies de la historia!

Selfie del año 1948

Según el artista y filósofo de la fotografía actual Joan Fontcuberta, desde hace un tiempo, las redes sociales inundan los servidores del mundo con más fotografías de las que realmente podemos consumir. Hacemos tantas fotos que no tenemos tiempo ni de verlas.


A pesar de todo ello, seguimos, felizmente, tomándolas a diestra y siniestra. Gran parte de esa sobreproducción, es de un tipo particular de fotografías: las famosas selfies, fotos que nos tomamos a nosotros mismos. Éstas son un fenómeno de nuestro tiempo que se presta para hacer muchas metáforas y reflexiones sobre lo que dice de nosotros. Sin embargo,

queremos mostrarte, sin filtros, las primeras selfies de la historia.


Selfie de Edvard Munch

La siguiente es quizá la primera selfie prototípica. Su protagonista es Edvard Munch, el famoso artista autor de la archiconocida obra de arte El grito y fue realizada en el otoño de 1908. Entonces Munch estaba recluido en un psiquiátrico de Copenhague, por una depresión que estaba sufriendo. En esas circunstancias, quizá para retratar su estado de ánimo, giró la cámara hacia sí mismo y disparó. Así nació, con un principio un poco oscuro, la primera de este tipo de fotografías. Nótese la característica mano extendida que se volverá icónica y veremos en innumerables fotos.


Seis años después nos encontramos otro tipo de selfie, la que se realiza frente al espejo y que inaugurará todo un género. En ella vemos a la Gran Duquesa Anastasia Nikoláyevna Románova, hija del último zar de la Rusia Imperial, con tan sólo 13 años de edad. Anastasia envió la captura a un amigo y en la carta que la acompañaba escribió: “Tomé esta foto de mí misma mirando la espejo. Era muy difícil porque mis manos estaban temblando”


Selfie de la Duquesa Anastasia Nikoláyevna Románova

Notemos la cámara que sostiene entre sus manos. Es una Kodak Brownie, cámaras introducidas en 1900 que hicieron posible una fotografía de bajo coste introduciendo el concepto de fotografías instantáneas accesibles al público general. Es, pues, una de las primeras cámaras point and shoot (es decir, de apuntar y disparar) a la que se le debe el mérito de haber popularizado la práctica de tomar fotografías haciéndolo de una manera práctica, sencilla y accesible para todos.


Por último, las primeras selfies grupales fueron tomadas en 1920. Sobre el tejado del Marceau´s Studio en Nueva York, aparecen Joseph Byron, Ben Falk, Pirie MacDonald, Coronel Marceau y Pop Core, fotógrafos de la Byron Company. Los rostros divertidos de los participantes nos hacen sentir cercano un recuerdo de hace más de cien años.

Los fotógrafos: Joseph Byron, Ben Falk, Pirie MacDonald, Coronel Marceau y Pop Core (1920)
La selfie de Ellen DeGeneres tomada en los Premios Óscar en 2014 superó el millón de retuits en 40 minutos.

¿Tienes alguna selfie similar? ¡Compártenos tu mejor selfie! Prometemos hacer tiempo para verlas todas… Ya sea solo, frente al espejo o acompañado, sube tu selfie favorita y etiquétanos en nuestras redes sociales: Instagram o en Facebook.


REFERENCIAS:

Juan Alonso Fernández (2014): La posfotografía en su contexto.

CEDECOM (2015): Joan Fontcuberta, el pensador en imágenes.

Joan Foncuberta (2016): La furia de las imágenes, p.85.

98 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo