• SAS

Historia de una canción: 'O sole mio!


Nápoles, Italia. Pintura de Joseph Vernet

Cada cantante inspira un nuevo hálito de vida a las canciones cada vez que las canta, por eso, algunas canciones pueden vivir eternamente o tanto tiempo como haya artistas que las interpreten... y público que disfrute escucharlas. Este año, una famosa y muy popular canción que le canta al sol de Nápoles, Italia, cumple 130 años.


Fue citada por Proust en su monumental "En busca del tiempo perdido". Los chinos se la cantaron a George Busch en su visita a la tierra del sol naciente, al igual que los jóvenes de la isla italiana, Ischia, a Juan Pablo II. Y por supuesto ha sido interpretada por una ingente cantidad de intérpretes: desde Caruso, Pavarotti o Carreras hasta Elvis Presley, Elton John o Jorge Negrete. Hablamos indudablemente de 'O sole mio, la canción napolitana que, aunque sencilla, ha hecho historia y es conocida en todo el mundo.


Giovanni Capurro

ORÍGENES

Surgió como un poema que el poeta Giovanni Capurro (Nápoles, 1859-1920) escribió. En él, un enamorado enaltecía la belleza de su amada que desde su ventana era tan hermosa como el sol de su patria.


Era así una elegía al ícono más representativo de Nápoles, el sol.

En esa forma de poema, como una bella crisálida, circuló impresa en pequeñas hojas de manos de enamorados que la regalaban a sus enamoradas.



CÓMO SE CONVIRTIÓ EN MÚSICA

'O sole mio encontró sus alas cuando Eduardo di Capua (Nápoles 1865 - 1917​), cantante y compositor, allá por el año 1898 se encontraba en Odesa, Ucrania, viendo el amanecer sobre el Mar Negro, muy lejos de su tierra. Seguramente sintió nostalgia recordando el sol napolitano, del que hablaba el poema que su amigo Giovanni Capurro le entregó antes de partir. Di Capua le puso música; la crisálida se convirtió en mariposa, estaba lista para emprender el vuelo.


El Castel dell'Ovo en Nápoles, Italia. Obra de Anton Sminck

Nápoles era entonces un importante centro de actividad cultural. Tenía, como hasta la fecha un gusto distintivo por el canto. Tan presente estaba que propició que la composición de nuevas canciones se impusiera sobre la música popular y que incluso surgiera una nueva profesión, la de “autor de canciones”, así que los concursos no podían faltar. El más importante de aquel tiempo fue el Festival de Piedigrotta, auspiciado por el barón y editor Ferdinando de Bideri.


Partitura original de 'O Sole mio!

A su regreso de Ucrania, Di Capua y Capurro decidieron presentar la composición a este concurso de Piedigrotta. No ganaron, quedaron en segundo lugar, pero Di Capua creyó haber logrado algo mejor al vender los derechos de la canción a su amigo Ferdinando de Bideri, quien, a su vez, compró la canción intentando hacer un favor a su camarada.


Ese día, Eduardo Di Capua no se imaginaba la joya musical que había perdido. Hasta hoy la Familia Bideri conserva los derechos.



Enrico Caruso

CÓMO SE CONVIRTIÓ EN UN ÉXITO

Lo que no dan los jueces, frecuentemente lo otorga el público. Con el tiempo, los italianos llegarían a considerar aquella canción, vendida por un poco dinero para jugar a la lotería, como un ícono de Italia, un segundo himno no oficial.


Y el éxito no quedaría en Italia, sino que se propagaría al resto del mundo hasta convertirse en un verdadero patrimonio universal de la música. Los agentes de esta propagación fueron los mismos italianos que entre 1880 y 1920 emigraban hacia Europa y América. Uno de ellos es especialmente responsable. Hablamos del tenor italiano Enrico Caruso (Nápoles 1873-1921), que allá por la década de los veinte del siglo pasado ganó su fama y popularidad cantando como encore o pieza extra al final de sus actuaciones en el Metropolitan Opera House de Nueva York, las canciones que la gran afluencia de inmigrantes italianos traían de su tierra natal. Con eso, Caruso, uno de los pioneros de la música grabada, no solo logró la fama de la canción napolitana, sino que sentó las bases de un nuevo género, el Classical Crossover, basado en la combinación de la música clásica y canto operístico con la música popular. El resto es historia, que después de 130 años se sigue escribiendo, porque se sigue interpretando.


INVITACIÓN... O SOLE MIO EN TU CASA

Hoy sábado te invitamos a disfrutar un concierto acústico con un dueto fantástico: el tenor sonorense Arturo Chacón, ganador de Operalia en 2005, y Noel Schajris, compositor, co-creador de Sin Bandera, ganador del Grammy Latino.


Los artistas actuarán en vivo desde sus respectivas casas, Chacón desde Montreal y Schajris desde Los Angeles, por medio de la tecnología y un excelente soporte de audio y sincronización. El programa combina pop y ópera e incluirá a dos voces, la centenaria pero siempre fresca canción napolitana 'O sole mío.


El acceso o pago único para disfrutar el concierto es de sólo $140 pesos mexicanos, un poco más de 7 dólares, y es para toda la familia.


Más detalles e información sobre este concierto que es HOY SÁBADO: https://tl.ticketmaster.com.mx/products/arturo-chacon-y-noel-schajris-en-streaming?_ga=2.110884230.249332846.1602342103-1531015536.1599519947

49 vistas