• SAS

Da Vinci, origen del Día Mundial del Arte



En el marco de la XVI Asamblea General de la Asociación Internacional de Artes Plásticas (AIAP), llevada a cabo en 2011 en Guadalajara (Jalisco), Turquía y México propusieron al mundo establecer como DÍA MUNDIAL DEL ARTE el 15 de abril. Ocho años después, apenas en 2019, la UNESCO estableció oficialmente esta celebración. La fecha no se eligió azarosamente. Los impulsores de la idea escogieron esta fecha por ser el día del nacimiento de Leonardo Da Vinci (Vinci, Florencia, Italia 15 de abril 1452), uno de los artistas más ingeniosos, innovadores y visionarios de la historia.

Te compartimos aquí algunos de los datos más curiosos que se han contado sobre este enigmático genio.


Homo universalis

O lo que es lo mismo, “hombre del Renacimiento”. Esta frase, dignidad que se ha ganado Da Vinci, es un sinónimo de la polimatía que lo caracterizó, pues este impresionante ser humano llegó a destacarse como pintor, anatomista, arquitecto, paleontólogo, ​ botánico, científico, escritor, escultor, filósofo, ingeniero, inventor, músico, poeta y urbanista; todo esto de lo cual queda testimonio en las miles de páginas que escribió en sus cuadernos. Aproximadamente 7200 que en opinión de sus estudiosos, es gracias a ellas, y no a sus 20 obras maestras, que se llegó a conocer a Leonardo Da Vinci.


Inventó el tenedor

Sí, efectivamente, algunos llegan a afirmar que el genio renacentista inventó este utensilio de cocina, aunque no se ha comprobado a ciencia cierta. Esta teoría parece haber surgido de un libro con sus notas de cocina y modales en la mesa “Notas de cocina de Leonardo Da Vinci”. En otro libro “La pasión secreta de un genio” se registra que también inventó la servilleta, la cual creó para sustituir a los conejos blancos que se amarraban en la pata de las sillas en los grandes banquetes para que los refinados comensales pudieran limpiar sus manos las cuales usaban para comer, antes de la invención del tenedor claro está. Cierto o no, lo que si está comprobado por sus notas de experimentos gastronómicos y recetas, es que Leonardo sí estuvo muy interesado en la cocina, que fue chef y que tuvo una taberna junto a Sandro Boticelli con no buenos resultados.


Explicó por qué el cielo es azul

Fue uno de los primeros en dar una explicación a esa interrogante.


Su teoría era que vemos el cielo de este color debido al resultado de la combinación del color negro del espacio y de la luz blanca reflectada por la atmósfera, sin embargo, hoy se sabe que no es así.



Superó a su maestro pero tenía mala ortografía

Cuenta la historia, que cuando pintó el ángel de su cuadro El bautismo de Cristo de Verrocchio, este que era su maestro, quedó tan impresionado que decidió no volver a pintar. Tenía cualidades asombrosas tales como ser ambidiestro (podía escribir con ambas manos), o incluso su dominio de la escritura especular (sólo leíble al reflejarla en un espejo). A pesar de esto se sabe que era disléxico y que su ortografía era errática.


El genio de lo inconcluso

También es muy sabido que Leonardo hizo enfadar constantemente a sus mecenas por la lentitud y tardanza en terminar sus proyectos. Tan sólo “La última cena” le tomó meses, sin tomar en cuenta el dispendio en comida y víberes que pedía todos los días para vestir la mesa y los cuales se acababan apenas llegaban, pues los modelos de la pintura eran pordioseros y gente de la calle que siempre tenía hambre.


Tras su muerte Leonardo dejó obras inconclusas. Resulta casi entendible que un genio tan inquieto y polifacético carecía de tiempo y dejara sus proyectos inconclusos para empezar otros que le atraían más. Actualmente una explicación a este carácter es que quizá el artista padeciera déficit de trastorno de atención (TDA).


Pintor escaso

No hablamos, por supuesto, de calidad; sino de cantidad, ya que Da Vinci pintó unas cuantas obras solamente: se dice que 20. Lo que las hace aún más valiosas. Otros de sus méritos como pintor fue haber sido de los primeros florentinos en usar el óleo, haber disecado cuerpos para estudiar la anatomía (cuando hacerlo era prohibido), para perfeccionar su pintura y el de haber creado una técnica, el Sfumato, que consistía en difuminar el contorno de las formas afectadas por la sombra, pues descubrió que en ella no eran visibles los límites de los objetos. La Monalisa es un ejemplo de esta técnica que hace aún más enigmática a la misteriosa Gioconda. Fue un excelente teórico de la pintura y se puede comprobar en sus tratados sobre este arte.

La última cena, ejecutada entre 1495 y 1498

Leonardo en Línea

Por último, no podemos dejar de invitarte a contemplar algunas de sus obras más conocidas y en súper alta definición en la página de Google Arts o incluso hojear digitalmente algunos de sus manuscritos en los siguientes enlaces que te compartimos, donde podrás apreciar su escritura especular y algunos de los muchos dibujos con los que ilustraba sus pensamientos. También te compartimos un mapa interactivo donde puedes observar en qué parte del mundo se encuentran sus pinturas.


Enlace 1: Google Arts

Enlace 2: Manuscritos

Enlace 3: Manuscritos

Enlace 4: Manuscritos

Enlace 5: Mapa: Localiza las obras de Da Vinci en el Mundo



362 vistas